¡La diversidad es abundancia!

John, Antony, y Liza

November 30, 2020

Nos sorprendió gratamente encontrarnos con seres llenos de empatía, críticos y con gran interés en regenerar su entorno.

Con les estudiantes de 15 a 18 años trabajamos dos indicadores: Eliminar los matrimonios forzados y la mutilación genital y Garantizar el acceso universal a los derechos y salud reproductiva. Algunos de los temas que abordamos fueron los estereotipos como generadores de prejuicios de género; la injerencia que tienen los estereotipos en el mercado; el autoconocimiento para convivir con la diversidad; los distintos tipos de violencia y, en específico, la violencia física; la libertad de decisión sobre nuestros cuerpos, nuestras vidas y el consentimiento.

Les estudiantes fueron protagonistas de las actividades, pues pudieron compartir experiencias vividas, reflexiones, datos sobre sus propios países y ciudades, así como preocupaciones e iniciativas para lograr la igualdad en el mundo que habitamos. Nos sorprendió gratamente encontrarnos con seres llenos de empatía, críticos y con gran interés en regenerar su entorno.

Nuestros contenidos son acompañados de personajes de la vida en el planeta, los cuales nos permiten mirar otros entornos que también forman parte del mundo en el que todes habitamos y, en esta ocasión Bou y Lire (un pez payaso y un caballito de mar) que representan la diversidad en la vida marina, incitaron a les estudiantes a pensar en cómo los ecosistemas marítimos se ven afectados por los usos y costumbres de les humanes.

Las misiones de aprendizaje con las cuales vivimos una aventura abarcaron diferentes temáticas sobre igualdad de género, matrimonio forzado y mutilación genital. Les estudiantes se involucraron con diversas acciones regenerativas:

  • Buscar que las tiendas departamentales no se dividan entre “hombres y mujeres”, sino que simplemente organicen los productos que ofrecen sin importar el género.

  • Diseñaron una aplicación para conocer gente nueva que tuviera como principal política de uso el actuar con responsabilidad afectiva y respetar el consentimiento.

  • Nos pidieron a les facilitadores pensar en ofrecer un taller sobre los diversos enfoques feministas, pues consideraron que de esa forma podrían concientizar muchas de las prácticas de abuso y violencia de género.

  • La mayoría de estudiantes (60%) generó una propuesta de ley suficientemente sustentada para que los matrimonios forzados sean eliminados en el mundo y que esta ley pueda ser monitoreada en su ejecución.

Fue una experiencia realmente grata para todo el equipo y nos sentimos muy alegres de haber podido dialogar con cada une de les estudiantes para conocer sus opiniones diversas y experiencias personales, las cuales en conjunto permitieron enriquecer el conocimiento de las temáticas propuestas. ¡El 100% de les participantes expresaron su emoción, disposición y ganas para ser parte de más Entrenamientos en el futuro! La educación dinámica sobre este tipo de temáticas, en conjunto con la transdisciplinariedad, hacen que estos contenidos sean mucho más atractivos para les estudiantes, que reflexionen desde varias aristas logrando formular propuestas más profundas y que estén motivades a llevar a la acción lo que aprenden para participar de la regeneración.


 

Proceso de aprendizaje

El conocimiento de las consecuencias sociales y personales de los estereotipos aumentó cada día del Entrenamiento.

Al final

De participantes los reconocieron y propusieron vías de transformación.


Habilidades para la vida

Al final

Expresó que el entrenamiento agudizó sus habilidades críticas y que les motivó a realizar actividades extra para incrementarla aún más.


Inteligencia emocional

Al final

Logró identificar la importancia de expresar sus emociones. La totalidad de participantes también evidenció la importancia de la salud psicológica y cómo los estereotipos pueden afectarla.



¡Fue una experiencia divina! Me encanta aprender y estoy muy agradecida por haber aprendido sobre algo tan importante como la igualdad de género ya que, además de aprender, puedo luchar por mí y por los que no tienen voz."

—Denisha, 15 años, Panamá

"¡Super interesante y divertida! Me sentí muy cómoda al expresarme y las actividades me llamaron mucho la atención."

—Anabel, 17 años, Ecuador

"¡Esta experiencia fue maravillosa y aprendí muchas cosas! Enriqueció mi criterio."

—Oscar, 14 años, Venezuela



Flores.png
02Flores.png