Cambio climático

Adriana y Karina

August 30, 2020

Imaginamos varias recetas que podíamos hacer con verduras para animarnos a probar alimentos nuevos y más saludables.

A través de experimentos, teatro, cuentos y dibujos exploramos la huella ecológica que dejamos en el agua, la tierra, el aire y los residuos. Nos asombró mucho ver que algunos de los estudiantes tenían ya una conciencia sobre lo importante que era cuidar el agua y el aire. Y ellos se asombraron al conocer cómo el cambio climático también se relacionaba con actividades como ver televisión, dejar la luz prendida y la alimentación.

Toda la semana trabajamos actividades que nos invitan a evaluar y evolucionar nuestra huella. Lo que más nos costó a todes fue administrar mejor el tiempo en que usamos la electricidad y variar nuestra alimentación. Sin embargo, como todes resultamos ser amantes de la pizza, imaginamos varias recetas que podíamos hacer con verduras para animarnos a probar alimentos nuevos y más saludables.

A pesar de los retos, nadie perdió el entusiasmo en toda la semana. En vez de frustrarse, rendirse o dejarse llevar por el enojo, los estudiantes reconocieron alegremente que el cuidado del planeta está a cargo de elles. Uno de los chicos decidió jugar menos en el celular esta semana para reducir la huella que dejaba al cargarlo constantemente. No sólo se fueron con más ideas sobre cómo cuidar el planeta: ¡se convirtieron ellos mismos en educadores de la huella ecológica para otres!


















Flores.png
02Flores.png